EstudiosNuevos Productos

Recomendaciones Prácticas para un Mejor Manejo de la Vaca Seca

por Segundo Casaro, Médico Veterinario
College of Veterinary Medicine. University of Florida

El manejo desde el secado de las vacas hasta su parición es decisivo a la hora de tener baja incidencia de enfermedades en el posparto (hipocalcemia, cetosis, etc.) y un rápido inicio de la ciclicidad (celo). Decisiones mal tomadas en este periodo van a llevar a una alta incidencia de desordenes metabólicos con efectos negativos sobre la producción de leche y reproducción en la futura lactancia.
El objetivo de este articulo es proveer algunas recomendaciones practicas para abordar los desafíos que este periodo presenta.

Para un correcto manejo de la vaca seca, debemos dividir las mismas en dos grupos: Vacas Secas propiamente dicho (periodo que se extiende desde el secado hasta los 21 días preparto) y Vacas Preparto: desde los 21 días preparto hasta el parto

Vacas Preparto
Alrededor de 21 días antes del parto, tenemos que trasladar las vacas desde el corral de vaca seca hacia el corral preparto. Esto podemos hacerlo una vez por semana y siempre de a grupos, para disminuir el estrés en las vacas. Hay dos motivos que fundamentan el uso de un corral preparto:

  • El el primero es la disminución del consumo cuando se aproxima el parto (Las vacas secas típicamente disminuyen el consumo de materia seca en un 30% entre 5 a 7 días antes del parto) y debido a esto, debemos ajustar la dieta (mas concentrada).
  • El segundo, es el uso de sales anionicas para prevenir problemas de hipocalcemia, ya que suplementar sales anionicas por un periodo mayor a tres semanas causa depresión del consumo. El objetivo de
    estas sales es “acidificar el animal”.

Vacas Secas
Al momento del secado, la condición corporal (CC) de estas vacas tiene que estar entre 3 y 3.5, no más. Una vez secas, debemos encargarnos de que la CC se mantenga en ese rango hasta el momento del parto. Este es el primer paso a un posparto exitoso y un rápido retorno a la ciclicidad. Las vacas gordas (CC3.5) al secado van a ser las que más grasa van a metabolizar debido al balance energético negativo preparto y las más propensas a desarrollar problemas metabólicos posparto. Es un error querer ajustar CC en el periodo de vaca seca; el momento de hacerlo es en el último tercio de la lactancia.

Cuando suplementamos con sales aniónicas, tenemos que apuntar a una diferencia catión-anión (DCAD) negativa. Debemos tener en cuenta que mientras mas negativa es la DCAD, mayor va a ser la depresión en el consumo. Por lo tanto, es recomendable quedarnos en un rango medio (entre -50 y -100 mEq/kg). La forma de saber si estamos haciendo las cosas bien, es medir pH. Esto puede hacerse en la leche, sangre u orina. Una forma practica y fácil, es usar tiras para medición de pH en orina, eligiendo al azar un 10% de vacas y un 10% de vaquillonas, con por lo menos, cinco días consumiendo las sales. Es importante ser consistente a la hora de medir el pH. Para evitar variación, elegir un día a la semana, en un horario y hacerlo siempre igual. También, debemos tener en cuenta que la materia fecal y el primer chorro de orina afectaran la lectura del pH, debido a esto, debemos tomar una muestra limpia, asegurándonos que la misma no contenga ni el primer chorro de orina ni materia fecal.

El rango de pH en el cual tenemos que manejarnos es entre 6 y 7. Si tenemos un pH por encima de 7, o uno por debajo de 6 en mas de un 10% de los animales que muestreamos, debemos ajustar la cantidad de sales anionicas que estamos suplementando.
Si el pH esta por debajo de 6, debemos dar menos, si el pH esta por encima de 7, debemos dar mas. Es aconsejable realizar un análisis de los alimentos que usamos en la dieta para poder calcular de forma precisa la DCAD y saber cual es la concentración de sales anionicas que debemos suplementar.

Consideraciones generales de Manejo para todo el período de seca

Debemos tener en cuenta que uno puede hacer la mejor dieta del mundo, en papeles, pero si esa dieta no llega a la boca de los animales, no va a funcionar. Debido a esto, nuestros esfuerzos no solo tienen que estar destinados a suministrar una buena dieta, sino también, asegurarnos que los animales la consuman y se encuentren en condiciones ideales para aprovecharla.

Manejo del Comedero
Seria ideal que el 100% de la dieta desde el secado hasta la parición fuera adentro de un comedero. Es muy difícil controlar una dieta que tiene un porcentaje de pastura (verde), la cual varia mucho dependiendo de la época y el clima, además, tiene un contenido de Potasio muy fluctuante, lo cual hace mas difícil manejar la DCAD en el preparto. Los animales no deberían tener acceso a pasto. Asegurarse que no haya “verde” ni dentro del corral ni bajo el alambre, ya que, animales encerrados tienen mucha avidez por el verde y como consecuencia, la dieta que estamos administrando no va ser la que los animales van a ingerir.
Debemos asegurar un espacio suficiente para que todos los animales puedan tener acceso al comedero. Espacio por vaca lineal no menor a 80 cm (Ideal 1 metro). Es muy importante la lectura del comedero. Las vacas deben tener alimento disponible al menos 22 horas por día. Una vez que el remanente es del 5-10%, no pueden pasar mas de dos horas sin que vuelvan a recibir alimento. No sobrellenar el comedero, debido a que, al hacerlo, el alimento va a permanecer mucho tiempo allí y esto puede producir su enranciamiento, lo cual atenta contra el consumo de las vacas.

Manejo del Mixer
A la hora de preparar la ración, empezar por lo mas voluminoso (rollo, silo) y terminar con los ingredientes que se encuentran en menor proporción (granosales). Es muy importante que el alimento se mezcle al menos 10 minutos antes de entregar la ración, ya que debemos entregar un alimento homogéneo, con el cual las vacas NO puedan elegir. Al menos preparar la ración fresca, una vez por día, idealmente antes de cada entrega. Ya que mientras mas tiempo pasa entre la preparación y la entrega, el alimento empieza a perder calidad y palatabilidad, y los animales van a disminuir el consumo.

Manejo del Corral

Debemos proporcionarle un ambiente en el cual la vaca se sienta cómoda. Con espacio suficiente para que los animales puedan echarse (11 m2/ vaca). Lo único que tienen que hacer las vacas en este periodo es comer y descansar. Idealmente, deben descansar entre 12 y 14 horas por día. En verano, el corral debe tener sombra. En invierno, evitar el exceso de barro, mas que nada alrededor del comedero, los animales tienen que llegar al alimento sin esfuerzo.

Calidad del Agua
La leche es 87% agua, no hay que menospreciar la importancia de esta en el preparto. Proporcionar agua fresca y de buena calidad en todo momento. En lo posible, hacer un análisis bacteriológico y mineral del agua. Aguas contaminadas con E.coli, pueden llegar a disminuir la producción de leche hasta un 10%. Aguas contaminadas con Leptospira tienen un efecto negativo sobre la reproducción. En ocasiones, la cantidad de minerales en el agua hace mas difícil el calculo de la DCAD, por eso debemos saber cual es la concentración de minerales que tenemos en la misma.

En Resumen

  • Dividir el periodo de vaca seca en dos. Grupo de vaca seca (~40 días) y
    grupo preparto (~21 días).
  • Asegurarse que los animales se sequen con una CC de 3-3.5 y la mantengan
    hasta el parto.
  • Usar Sales anionicas en el preparto para prevenir Hipocalcemia.
  • Controlar que las sales anionicas estén funcionando, midiendo pH en orina.
  • Estabular la vaca seca.
  • Buen manejo de comedero.
  • Buen manejo del mixer.
  • Agua limpia a disposición.
  • Analizar el agua y alimento.
  • Asegurar confort y descanso adecuados en todo el periodo

En Casaro y Cia. contamos con una línea de ALIMENTOS PARA PREPARTOS DE ALTA PERFORMANCE, que cumplen con las condiciones descriptas anteriormente como esenciales para tener excelentes resultados:

  • Preparto con DCAB
  • Preparto con DCAB con quelados
  • DCAB Pura

Comunicate con nosotros para que nuestros profesionales puedan asesorarte!